Las mejores 5 franquicias baratas para empezar tu negocio

beneficios-de-la-franquicia-aventura-park

Con la presente crisis económica, y los bancos no concediendo apenas créditos, las franquicias economicas están atrayendo el interés de muchas personas que, desgraciadamente, están en situación de desempleo y precisan generar ingresos económicos.

La buena noticia es que este tipo de franquicias tienen cientos y cientos de opciones rentables entre aquéllas que seleccionar, y además de esto una franquicia reduce peligros y dolores de cabeza por ser ya un negocio establecido con una marca acreditada. Pero ¿de qué manera podemos saber cuál es la mejor franquicia económica para nosotros?

No hay duda de que precisarás hacer un tanto de investigación para descubrir si un negocio de esta clase es realmente una buena solución económica a tu inconveniente y si concuerda con tus intereses o bien no.

Hay muchos futuros franquiciados que no efectúan esta investigación y hacen una “compra emocional” por el hecho de que emplean personalmente un servicio, o porque les gusta ese producto en particular. Esto, indudablemente, es la peor resolución que se puede tomar.

Si no tengo trabajo, ¿de dónde saco el dinero?
Es obvio que antes de preguntarte “qué negocio puedo poner” o bien “qué franquicia es la mejor para mí”, si estás en situación de desempleo lo que verdaderamente estarás pensando es “claro, con una franquicia puedo tener trabajo, mas ¿de dónde saco el dinero para eso?”

Una de las grandísimas ventajas de las franquicias baratas es que su inversión no acostumbra a superar los $ 10.000 (hay algunas incluso que no requieren más de $ 4.000) y por este motivo las hace muy recomendables y de veloz inicio para personas sin empleo. Pero sí, prosigo sin responderte de dónde puedes sacar el dinero.

De qué forma conseguir dinero simple

Si no tienes ningún género de ahorro, la manera más frecuente es solicitar el dinero a tus familiares; y como te he dicho antes, la ventaja de estas franquicias es que no necesitan una enorme inversión. Pero si esta opción no te convence, tengo otras que pueden ser igualmente útiles.

Puedes pedir un préstamo a tu banco, o usar las webs de créditos veloces on line o bien microcréditos. Incluso puedes usar el crowdfunding, en el que, a través de una plataforma en Internet para ello, expones tu proyecto y, si a un conjunto de personas les parece interesante, te darán los fondos precisos para iniciarlo.

No te dejes cegar por los números
Cuando tengas ya el dinero, y hayas escogido cuál es el tipo de franquicia que deseas dirigir, y las marcas que ofrecen un franquiciado, es importante que los números no te cieguen.

Franquicias económicas

Tal vez un franquiciador haga una presentación para ti detallándote todas y cada una de las ganancias posibles mas ¿son esas ganancias iguales en todas las franquicias de la marca, o bien solo en una de ellas específicamente por el hecho de que quizás está situada en un sitio muy en el centro?

No tengas temor y haz preguntas bastante difíciles ya antes de firmar nada, aparte de consultar también por los peligros y las ventajas que conseguirás. Habla con otros franquiciados para saber si están contentos con de qué manera les trata el franquiciador.

Un punto clave es investigar cuántas de esas franquicias han fracasado durante los últimos cinco años
Asimismo es crítico entender cuáles serán tus tareas en el día a día. Muchas franquicias asequibles, en especial las que funcionan desde casa, están orientadas a las ventas masivas. Pregúntate si estás cómodo o cómoda vendiendo ese producto o servicios.

Por ejemplo, ¿estás presto a hacer una cantidad esencial de llamadas para convencer a alguien de que compre ese producto? ¿O bien te sientes incómodo? Si no es confortable para ti, lo mejor va a ser que adquieras una franquicia con una tienda física donde los clientes serán los que vayan cara ti, y no al contrario.

Si detectas una de estas cuatro señales, más te vale salir corriendo
Conforme vayas compendiando cada vez más información sobre las franquicias asequibles de las que deseas formar parte, aparte de lo arriba mentado, hay 4 señales que te avisarán de que esa franquicia no es una buena opción y que es mejor que no inviertas ni un centavo en ella:

1. Una cultura corporativa “mandona“
Ten mucho cuidado si el franquiciador habla de sus franquiciados como si fueran sus hijos, o bien si los franquiciados con los que charlas dicen que es difícil que un encargado les coja el teléfono.

En este tipo de negocios, debe haber un flujo libre de información, comunicación permanente, y los franquiciadores deben valorar cualquier sugerencia o nuevas ideas de sus franquiciados en lugar de prohibirles cualquier consejo como si fuera una dictadura empresarial.

2. Encargados con una cualificación baja
La franquicia en la que estás interesado ¿es un negocio familiar, con parientes en puestos clave (como encargados, directores, etc.)? Entonces ¡corre como el viento fuera de ahí!

Hay que cerciorarse de que los encargados o bien cualquiera que vaya a ayudarte con tu franquicia tenga experiencia para hacerlo un negocio existoso, y que no esté colocado ahí simplemente por el hecho de que es el hijo o el sobrino del jefe.

3. Otros franquiciados que compitan contigo
Algunos franquiciadores en general se reservan el derecho de abrir otros negocios en tu propio territorio. Si este es el caso, pregunta si eliminarían esa regla para tu franquicia; carece de sentido que abras tu tienda en una calle y, a los pocos meses, permitan abrir otra igual en esa vía.

4. Suministros obligatorios
Antes de firmar nada, ¿en el contrato está concretado que debes comprar los productos al franquiciador? Si es de esta forma, ¿sus costos son competitivos? Ten cuidado para no quedar atascado en situaciones en las que tendrás que pagar demasiado, pues no va a ser rentable si tienes que comprar un producto por $ 3 para entonces sólo poder venderlo por $ 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *