Ideas para regalos corporativos

El regalo corporativo también sirve para demostrar los buenos resultados logrados en el año que está a puntito de finalizar. De hecho, muchas compañías deciden aprovechar la ocasión para mencionar ciertos objetivos conseguidos, los desafíos superados durante el año, y a veces acompañar el regalo de Navidad con una tarjeta con los mejores deseos para el próximo año.

Ideas para regalos corporativos

¡La elección no es moco de pavo! Hay que tener en cuenta muchos factores: entre ellos, el presupuesto, el tamaño de la empresa y el número de presonas a las que hay que dar un obsequio (empleados, cooperadores y distribuidores).

Las ocasiones para entregar regalos corporativos son múltiples. Se pueden hacer obsequios corporativos para un acontecimiento o bien meeting, para un aniversario, para festejar un logro o bien finalmente el año comercial de la mejor manera. En especial por las festividades de Navidad, la mayoría de las empresas deciden buscar formas de retribuir a sus empleados por su trabajo. Una de las ideas más recurrentes para obsequios corporativos es crear un regalo adaptado para entregarlo a los empleados y proveedores.

Acá tienes algunas ideas

1 – Pack Bolígrafo + Libreta

Cuando hablamos de productos personalizados, una de las combinaciones más existosa en Navidad es entregar a los empleados un paquete con una libreta a rayas y un bolígrafo, los dos artículos personalizados con el logotipo de la empresa. Con un logo (hasta dos colores separados) se pueden imprimir cuadernos y libretas por serigrafía a un costo económica. Y las libretas siempre hacen muy buena pareja con los bolígrafos adaptados, otro artículo de papelería realmente útil.

2 – Tazas con nombres

Otra idea recurrente, especialmente para las empresas de hasta 100 empleados, es crear tazas con los nombres de los empleados, un regalo perfecto para el invierno y ideal para descansos y pausas café a lo largo de todo el año, siempre apreciadas por todos.

3 – Bolsas de tela llenas de regalos

Hace tiempo, las empresas introducían múltiples productos, la mayor parte de ellos grastronómicos, en cestas de Navidad, para ser consumidos durante las fiestas. Con frecuencia muchas de estas cestas no se acababan de aprovechar, y terminaban no siendo utilizadas o aun se tiraban. Si, por ejemplo, empleamos bolsas de lona adaptadas, podemos aprovechar un elemento útil, personalizarlo con un mensaje, oración o bien logo de nuestra empresa, y llenarlas con productos. También podemos acompañarlas con una tarjeta de felicitación por las fiestas de fin de año.