Consejos para alargar la vida de tu portátil.

ordenador-kO3E-U501579383434Q4B-624x385@Ideal

Consejos del 1 al 5…
1.- Incorporar batería extra
Algunos ordenadores portátiles aguantan mucho trote y permanecen operativos casi todo el día, al paso que otros efectúan tareas eventuales, como las impresoras. Lo mejor es investigar qué modelo se adapta mejor a nuestras necesidades. Las baterías constan de celdas; a mayor número de celdas, mayor es su autonomía (y asimismo su precio, claro). Si el máximo de celdas sigue sin ser suficiente, existe la posibilidad de substituir las baterías y sustituirlas con baterías más durables.

2.- Eliminar los programas que no utilizamos
Si ya antes nos fijamos en el hardware, ahora nos centramos en el software. Con frecuencia se amontonan en el sistema aplicaciones que, al final, no se emplean para nada. No obstante muchas de ellas, por el mero hecho de estar instaladas, demandan energía. Si se desactivan, se logra un ahorro.

3.- No confundir el ordenador portátil con un sobremesa
Es una práctica habitual sostener todo día el portátil enchufado a la corriente eléctrica. Una costumbre que lo perjudica irremediablemente. Un portátil es un portátil, conque lo mejor es emplearlo como tal.

4.- Esperar a que concluya el proceso de recarga
Otro hábito fatal es no dejar que se complete el proceso de carga de la batería. Si se interrumpe, el dispositivo sufre y acaba por mermar su capacidad.

5.- Mantener el computador limpio y ordenado
El equipo a menudo acumula “porquería”. Documentos que recibimos a través del e-mail, imágenes, herramientas inútiles… Un montón de elementos que terminan por desorganizarse, que hay que mantener y que, en última instancia, no sirven para nada excepto para ocupar espacio y consumir energía. Lo saludable es que la máquina continúe libre de lastres y con todos los elementos ordenados. Para esto, resulta conveniente desfragmentar el disco duro de cuando en cuando. Cuando lo hacemos, los archivos se “recolocan” de manera automática y mantienen un orden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *